Reino Unido va camino de la ‘Gran Derogación’ mientras las negociaciones del Brexit se atascan

El Parlamento británico ha aprobado en primera instancia la Great Repeal Bill (Ley de Gran Derogación), que pondrá fin a la prevalencia de la normativa europea una vez se ejecute la salida de Reino Unido de la UE.  La norma fue aprobada el pasado lunes por 326 votos a favor y 290 en contra. El partido del Gobierno obtuvo el apoyo de norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP).

Con este apoyo, la premier Theresa May ha manifestado que su Gobierno se encuentra legitimado para “seguir con las negociaciones con fundamentos sólidos”. Y es que el pasado 31 de agosto los responsables de las negociaciones del Brexit dieron una rueda de prensa conjunta para informar de la situación en la que se encuentran las negociaciones. La tercera ronda de las negociaciones oficiales del Brexit dejó a las dos partes muy equidistantes en los temas más importantes: la factura de salida y el mercado único.

David Davis, el Ministro para el Brexit del Gobierno británico, describió las conversaciones como “de gran estrés” pero “productivas”, mientras que su homólogo de la UE, Michel Barnier, señaló: “No hemos notado ningún progreso decisivo en los temas principales”. Por otro lado, a pesar de algunos obstáculos importantes, ambos señalaron varias áreas en las que sí se dieron avances.

Tras la aprobación parcial de la Gran Derogación, el propio Davis se mostró seguro de que recibirá el respaldo definitivo del Parlamento, argumentando que “un voto en contra de esta ley es un voto a favor de una salida caótica de la Unión Europea”.

La norma prevé revocar el Acta de Comunidades Europea de 1972 e incorporar al corpus legislativo británico numerosas leyes europeas para evitar un vacío legal a partir del 29 de marzo de 2019, fecha fijada en el calendario de negociaciones como salida de Reino Unido de la UE.