RAPEX: diez años protegiendo a los consumidores europeos de los productos peligrosos

FEC_RAPEX_blog

El Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea (RAPEX) cumple diez años protegiendo a los ciudadanos de productos no alimenticios que pueden presentar un peligro para los consumidores.

Este sistema difunde entre los 31 países participantes información sobre productos no alimenticios que son peligrosos para los ciudadanos y las medidas a llevar a cabo en función de la legislación comunitaria y nacional de cada estado.

Durante el año 2013 el sistema RAPEX inició 2.364 alertas, un 3,8% más que en 2012. De ellas el 25% se refería a tejidos y artículos de moda y otro 25% a juguetes. Le seguían los aparatos eléctricos (9%), los vehículos de motor (7%) y los cosméticos (4%). Entre los principales motivos de alerta de estos productos estaban el riesgo de lesiones, estrangulamiento por la existencia de cintas y cordones peligrosos y aparición de productos químicos prohibidos, como el cromo en pieles y cuero o ftalatos en juguetes.

El origen de estos productos potencialmente peligrosos provienen en su mayoría de China y Hong Kong (64%), un 6% más que en 2013 y un 10% más que en 2011. Por su parte, un 15% de los países del Espacio Económico Europeo y la Unión Europea.  De estos el 12% provenían de Hungría, el 11% de Alemania y España, el 8% de Bulgaria y el 6% de Reino Unido.

En los últimos diez años la cifra de productos peligrosos fabricados en Europa ha descendido 12 puntos, pasando del 27% de 2003 al 15% en 2013.