Preocupación europea por la resistencia antimicrobiana

La creciente preocupación sobre los efectos adversos de los antibióticos ha llegado también al Parlamento Europeo. La Cámara  ha aprobado recientemente una resolución con el fin de solicitar medidas para que se garantice el uso responsable de los antimicrobianos, tanto en salud humana como en salud animal.

La resolución, que no es vinculante, fue aprobada con 589 votos a favor, 12 en contra y 36 abstenciones, y en ella los diputados del Parlamento Europeo insisten en que el uso correcto y prudente de antimicrobianos es esencial para limitar la resistencia a los antimicrobianos (AMR) de la salud humana, la ganadería y la acuicultura.

Según la eurodiputada austriaca Karin Kadenbach, “si no se hace nada, la resistencia a los antimicrobianos puede causar más muertes que el cáncer para el año 2050. Tenemos que comenzar observando todo el ciclo, porque la salud de las personas y de los animales está interconectada. Las enfermedades se transmiten de las personas a los animales y viceversa, y es por eso que apoyamos el enfoque holístico de la iniciativa ‘Una Salud'”, indicó.

Esta resistencia es un fenómeno que se produce de manera natural, pero que puede verse acelerado por distintos factores como el uso incorrecto y excesivo de antibióticos tanto en humanos como en animales. Por otra parte, puede ser  la consecuencia de la transmisión de bacterias resistentes de animales a humanos por contacto directo o a través de la cadena alimentaria, así como por su liberación en el medio ambiente, la eliminación de medicamentos no utilizados en el agua subterránea y la falta de desarrollo de nuevos antibióticos.

Los diputados europeos proponen enfatizar el enfoque global del problema, resaltar la importancia del uso y venta correcta, estimular la inversión en nuevas sustancias y conciencias sobre los riesgos de la prescripción excesiva y la automedicación. Se estima que el 44% de los europeos no sabe que los antibióticos son ineficaces contra el resfriado y la gripe.