Los desequilibrios macroeconómicos de España

FEC_EspañaMacro_blogEl comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, presentó la semana pasada el Análisis en Profundidad del Procedimiento de Desequilibrios Macroeconómicos (PDM) sobre España. A lo largo de sus 49 páginas la Comisión alerta sobre el incumplimiento de España en 2011 de 6 de los 11 indicadores revisados (desempleo, exportaciones, deuda privada, deuda pública, inversión internacional y déficit por cuenta corriente) y establece algunos elementos a considerar y mejorar el posicionamiento de España.

El estudio tiene en cuenta la situación de España y el proceso de recapitalización (rescate) que el país solicitó en 2012 y fue aprobado en julio de ese mismo año.  Sin embargo, sigue estableciendo grandes problemas y desequilibrios en las principales partidas.

Entre los principales desajustes que presenta el informe está la prolongada recesión y las volátiles condiciones de financiación del mercado como la causa que puede extender hasta 2014 el periodo de recuperación.  Además, en contra de algunas previsiones nacionales, prevé un aumento del desempleo hasta el 27% en 2013, lo que puede retrasar el crecimiento, ten necesario para sanear la economía española.

También cuestiona el funcionamiento de algunos de las reformas que han sido aplicadas en los últimos meses. Según la Comisión la agenda de reformas es incompleta, y de las aplicadas pocas han conseguido a tiempo los objetivos fijados. Un inconveniente que sigue “cargando” el problema del desempleo, especialmente el juvenil.

La falta de confianza en España en el mercado internacional, la caída de los precios de la vivienda, la pérdida de capacidad de los hogares para pagar deuda y la deuda de las Administraciones Públicas, completan el listado de los temas que España debe revisar.

Según la Comisión Europea estos desequilibrios de España son excesivos y la lentitud de implementación de las reformas previstas está agravando el desempleo y podría retrasar la recuperación del país hasta bien entrado el 2014.

 Para el próximo 26 de abril se espera que el Gobierno de Mariano Rajoy presente un nuevo plan de reformas que corrijan algunos de los desajustes publicados desde Europa.