Las excepciones al cumplimiento de los Tratados Comunitarios: “opt-outs” y “opt-ins”

FEC_optinout

La normativa de la Unión Europea se aplica en su totalidad a todos los estados miembro. Sin embargo, se permiten excepciones para algunos países en determinadas políticas comunitarias, con el objetivo de evitar un bloqueo de las mismas con leyes nacionales y otras normativas ya existentes. Son los llamados “opt-outs” o “cláusulas de exención”, que se regulan en los Protocolos adjuntos a los Tratados.

Los países que quedan “exentos” de una ley también pueden, en ocasiones, unirse a acciones concretas si así lo desean, un proceso denominado “opt-in” o “cláusulas de inclusión”.

Actualmente, cuatro estados miembros tienen “opt-outs” en seis materias diferentes:

  • Unión Económica y Monetaria: En el Tratado de Maastricht de 1992 se prevé la creación de una moneda única para conseguir una Unión Económica y Monetaria que se haría efectiva en el 1999. Reino Unido acordó un “opt-out” del Tratado de Maastricht, en relación a la moneda única, y en 1997 informó al Consejo de que no iba a adoptar el euro definitivamente. Dinamarca por su parte, negoció su “opt-out” durante la Cumbre o Decisión de Edimburgo de 1992, tras haber rechazado en referéndum el Tratado de Maastricht, para conseguir que el Tratado siguiera adelante.
  • Ciudadanía de la UE: Al igual que en los casos anteriores, Dinamarca acordó un “opt-out” sobre ciudadanía en la Cumbre de Edimburgo.
  • Acuerdo Schengen: firmado en 1985, este Acuerdo que suprime los controles fronterizos entre países, quedó incorporado en el acervo comunitario con el Tratado de Ámsterdam de 1997. Sin embargo, se permitió que Irlanda y Reino Unido pudiesen decidir si se integraban en el espacio Schengen o no. Aunque decidieron mantenerse fuera de la mayoría de medidas, pueden participar en alguna si el Consejo lo autoriza por unanimidad.
  • Área de Libertad, Seguridad y Justicia: Irlanda y Reino Unido están fuera de todo acto legal, acuerdo o sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que tenga relación con el Título V del Tratado de Funcionamiento de la UE sobre el Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia. Sin embargo, tienen la posibilidad de realizar un “opt-in” en cualquier medida en cualquier momento. Dinamarca acordó su “opt-out” en esta materia también en la Decisión de Edimburgo. En este caso no cabe la posibilidad de que realice un “opt-in” salvo que enmiende el Protocolo en el que se regula.
  • Carta de los Derechos Fundamentales de la UE: La Carta entró en vigor en el año 2000 y tras el Tratado de Lisboa de 2007 pasó a tener el mismo carácter jurídico que los Tratados. En este caso Polonia y Reino Unido negociaron un “opt-out” parcial de la Carta de Derechos Fundamentales, conforme al cual no amplían la competencia de sus tribunales nacionales o del Tribunal de Justicia de la UE en la interpretación de la misma.