La Unión Europea se compromete a reducir a la mitad la cantidad de alimentos desperdiciados

FEC_WordlFoodDay_blog

El pasado miércoles, 16 de octubre, se celebró el Día Mundial de la Alimentación para concienciar a los gobiernos y a los ciudadanos del problema de desnutrición existente en el mundo, donde más de 870 millones de personas pasan hambre todos los días.

En el mundo mueren al año 3 millones de niños por no tener suficientes alimentos además de los problemas de crecimiento y desarrollo físico y mental derivados de problemas de desnutrición durante los primeros 24 meses de vida.

Para combatir los problemas de desnutrición e inseguridad alimentaria, desde 2010 la Unión Europea ha apoyado de forma directa a 100 millones de personas que se encontraban en situación de inseguridad alimentaria aguda. Sin embargo, esto no es suficiente.

En Europa se desperdician al año 90 millones de toneladas de alimentos por diversas causas: falta de planificación comercial, superproducción, embalaje inadecuado, falta de gestión de las sobras, estrategias de márketing que inducen a comprar más de lo que se necesita, etc. Y desde la Comisión Europea se han comprometido a reducir esta cantidad de desperdicios a la mitad de aquí a 2020.

Para ello, además de políticas e iniciativas que serán debatidas en los próximos meses, la Comisión ha lanzado el documento Diez consejos para reducir el desperdicio de alimentos  en el que se aconseja a los ciudadanos planificar su compra, tener en cuenta la fecha de caducidad, servir cantidades pequeñas de comida o hacer abono para las plantas con los desperdicios, entre otros.