La Unión Europea podría imponer una multa histórica a Google

FEC_Google_blog

La multa récord que la Unión Europea podría imponer a Google podría ascender a los 6.000 millones de dólares, según ha asegurado el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competitividad, Joaquín Almunia.

Todas las direcciones apuntan a que la causa de este posible castigo sean las prácticas monopolísticas del buscador. Para evitar la multa, que supondría el 10% del beneficio global de la compañía americana, Google debe proponer nuevas mejoras que eviten su situación de abuso dominante en Europa.

El buscador ha enviado a lo largo del año tres propuestas diferentes a la Comisión Europea, pero ninguna ha sido bien recibida. El Ejecutivo comunitario rechazó a principios de septiembre el tercer paquete de concesiones ofrecido por Google tras recibir reacciones muy negativas de los denunciantes en el caso y pidió al gigante informático que mejore sus propuestas. “Si la respuesta de Google va en la buena dirección, Bruselas seguirá intentando cerrar una solución negociada sin multas”,  explicó Almunia en su última comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

Google posee más del 90% de la cuota de mercado de buscadores y son muchas las compañías que dicen que utiliza dicha posición para promocionar sus propios productos (como Google Shopping o Google Maps) por encima de otros.

Las empresas de la competencia levantaron la voz por lo que, aseguraban, suponía un abuso de posición dominante en el mercado de internet. El equipo del comisario español  recogió y estudió las denuncias que los rivales de Google habían planteado ante el principio de acuerdo alcanzado hace unos meses. “Los demandantes han presentado argumentos y datos que se tienen que tomar en cuenta”, señaló el portavoz de Competencia, Antoine Colombani.

Pero la investigación podría demorarse en el tiempo, ya que “Microsoft fue investigada durante 16 años, cuatro veces más que lo que ha llevado la investigación de Google y hay más problemas con Google que con Microsoft”, aseguraba Almunia. Además “esta no es la única investigación que va a haber sobre Google porque hay más problemas en el funcionamiento del buscador. Estamos actuando preparando una posible segunda investigación en relación con el sistema Android”, confirmó el comisario.

El caso contra el gigante de la red abierto en 2010, no concluirá, como muy pronto, hasta finales de año. Almunia ya ha comunicado que no podrá dar por cerrado el caso antes del fin de su mandato, que concluye el día 31 de octubre. La encargada de competencia será entonces Margrethe Vestager, sobre la que recaerá la decisión de abrir o no un caso similar contra Android.