La Unión Europa y Canadá llegan a un acuerdo político para un tratado de libre comercio entre ambos países

FEC_UE-Canada_blog

Tras varios meses de intensas negociaciones entre los representantes de comercio de la Unión Europea y Canadá, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el primer ministro canadiense, Stepehn Harper, firmaron la semana pasada el acuerdo político para un Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) para impulsar las relaciones comerciales entre ambos países.

El CETA es el primer acuerdo de libre comercio entre la UE y un país del G8 con el fin de generar nuevas oportunidades de crecimiento y la creación de empleo. Una vez se fijen todas las cuestiones técnicas y entre en vigor se espera un aumento del comercio de bienes y servicios de un 23%, 26 mil millones de euros, además de la creación de nuevos puestos de trabajo.

El valor del comercio bilateral de mercancías entre la UE y Canadá fue de 61,8 mil millones de euros en 2012. Maquinaria, equipos de transporte y productos químicos son los productos que dominan las exportaciones de bienes, y una gran parte de las importaciones, entre ambos países.

Los puntos más destacados de este acuerdo son:

  • La eliminación del 99% de los aranceles existentes entre los dos países.
  • La creación de nuevas oportunidades de mercado en sectores como el de servicios, transporte, telecomunicaciones, energía e inversiones.
  • El fomento de la creación de empleo en el ámbito público, abriendo por primera vez en la historia todos los niveles de gobierno canadienses para la contratación pública a proveedores europeos
  • La mejora de la protección de los derechos de propiedad intelectual.
  • El apoyo mutuo entre el crecimiento económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente.

En 2012, Canadá fue el 12˚ socio comercial más importante para la Unión (un 1,8% del comercio exterior total) mientras que, en base a las cifras de 2011, la UE fue el segundo socio comercial más importante de Canadá (10,4% del comercio exterior total de Canadá) después de Estados Unidos.

Tras el acuerdo político se debatirán los aspectos técnicos en los próximos meses para llegar al texto final que deberá ser aprobado por el Consejo y el Parlamento en votación.