La UE se acerca a los objetivos fijados para 2020 en energía y educación, avanza en I+D y se aleja en empleo y pobreza

FEC_Agenda2020_blog

La Oficina de Estadísticas de la Unión Europea (Eurostat) ha publicado el informe “Más inteligente, más verde, más inclusiva” en el que ofrece una imagen completa de cómo la UE está avanzando hacia sus objetivos fijado para 2020 en cinco áreas: empleo, I+D, educación, reducción de la pobreza y cambio climático y energía.

La Agenda 2020, adoptada por el Consejo Europeo en 2010, tiene como objetivo establecer una economía inteligente, sostenible e integradora con altos niveles de empleo, productividad y cohesión social. Hasta el momento, según las últimas estadísticas conocidas para cada área, la UE y los estados miembro se acercan al objetivo fijado en cambio climático y educación, avanza de forma positiva en investigación y desarrollo y tiene mucho que trabajar en economía y erradicación de la pobreza.

Este es el avance detallado de cada una de las áreas fijadas en la Agenda 2020:

  • Cambio climático y energía: desde 2008 es el área donde mayor progreso se ha registrado. Se han reducido la emisión de gases con efecto invernadero de un 90,3% en 2008, a un 77,1% según datos de 2014. El objetivo para 2020 era del 80%, ya superado desde hace dos años. En cuando al uso de energías renovables, se ha pasado de un 11% en 2008, a un 16% en 2014. El objetivo para 2020 es del 20%, alcanzable de cumplirse todas las medidas establecidas.
  • Educación: es el otro área donde la UE está cumpliendo los plazos y objetivos. Concretamente se ha logrado descender las tasas de abandono escolar temprano, pasando del 14,7% de 2008 al 11% en 2015. El objetivo para 2020 es reducirla al 10%. Por otra parte también han mejorado las tasas de jóvenes que alcanzan niveles de educación terciaria. En 2008 era de un 31,1%, en 2015 del 38,7% y el objetivo 2020 se centra en llegar al 40%.
  • I+D: el gasto dedicado del Producto Interior Bruto de cada estado miembro y el conjunto de la UE en investigación y desarrollo todavía no está cerca del objetivo previsto para 2020 (3%) pero ha logrado avances representativos. Esta tasa en 2008 era del 1,85% y en 2014 ya se sitúo en 2.03%. Una cifra vital para que Europa vuelva a convertirse en una economía competitiva a nivel internacional.
  • Empleo: la crisis económica desencadenada en 2008 ha supuesto un retroceso en los avances de la UE en materia de empleo. El objetivo para 2020 es llegar al 75% de la población ocupada entre los 20 y 64 años. En 2008 esta cifra era del 70,3% pero la crisis la redujo en 2013 al 68,4%, aunque posteriormente subió al 70,1% en 2015. Los jóvenes y los mayores son los grupos más vulnerables sobre los que la UE deberá centrar sus esfuerzos para llegar a la meta.
  • Exclusión y pobreza: otro de los retos de la Agenda 2020 es reducir el número de personas que viven en la pobreza y en riesgo de exclusión a 96 millones de personas. En 2010 sumaban 118 millones de personas, cifra que aumentó en 2012 (124 millones) y después descendió en 2014 (122 millones). La crisis económica y altos niveles de desempleo son las principales causas de este avance tan lento a nivel europeo.