La desconfianza en la UE llega a niveles históricos en los principales países de la Unión

El diario británico The Guardian publicó la semana una encuesta en la que los niveles de desconfianza en la Unión Europea llegan a mínimos históricos en los seis países más grandes del continente (Alemania, Francia, España, Polonia, Gran Bretaña e Italia).

Según el informe difundido, la crisis, el mayor protagonismo de Europa en las políticas y economías nacionales, el desempleo y los rescates en algunos países, ha llevado a los ciudadanos a desconfiar de la Unión Europea. Un euroescepticismo que, salvo en Gran Bretaña, se situaba en niveles muy inferiores hace 5 años.

El caso más acentuado es el de España. Actualmente el 72% de los españoles declaran no “tender a confiar” en Europa, frente a  un 20% que tiende a confiar. Números que en 2007 se situaban en un 23% que desconfiaba y un 65% que confiaba.

Lo mismo ocurre en Alemania e Italia, países tradicionalmente más pro Europa donde la desconfianza ha aumentado 23 puntos en el caso del primero, y 25 en el caso del segundo.

FEC_TheGuardian_blog

Los seis países que han participado en la investigación representan dos tercios de la población de la Unión (unos 350 millones de personas) y en todos ellos, independientemente de su condición de “saneado”, rescatado, con mayor o menor tasa de desempleo o mayor o menor crecimiento, la desconfianza ha crecido considerablemente.

También en el caso de Polonia, el país que más tarde se incorporó a la UE de los seis estudiados, en 2004,  la desconfianza ha aumentado desde 2007. Los polacos desconfiaban en la UE un 18% pero actualmente esta cifra ha llegado hasta el 42%.

Desde la Unión Europea creen que la situación está llegando a un límite en el que los ciudadanos ya no soportan la incertidumbre de qué va a pasar o cuáles van a ser las siguientes medidas, según declara el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, a The Guardian. “Una fatiga europea que está pasando factura”.