La Comisión Europea propone un nuevo objetivo de ahorro energético del 30% para 2030

FEC_Energia2030_blog

La Comisión Europea ha presentado la Comunicación sobre eficiencia energética en la que evalúa los avances de la Unión Europea logrados hasta el momento para conseguir el objetivo marcado de aumentar la eficiencia energética un 20% para 2020. Además, propone un nuevo objetivo de ahorro energético del 30% para 2030.

Según las previsiones, la UE conseguirá un ahorro energético del 20% para 2020 si todos los países miembro aplican la legislación marcada. Estas previsiones, más el nuevo objetivo, pretenden llegar a una reducción del 40% de las emisiones de CO2 en relación a los niveles de 1990. Objetivos ambiciosos y, según las autoridades competentes, viables.

De cumplirse la normativa y alcanzar estas metas, los beneficios para los ciudadanos y empresas europeas son innumerables. Por ejemplo, en el corto plazo supondrá un ahorro de 465 euros por hogar al año en la factura energética al poder contar con electrodomésticos más eficientes. La construcción de edificios que consumen la mitad de energía que en los ochenta y el descenso de un 19% de la energía que la industria requiere en comparación a 2001, son dos de las consecuencias ya notables en la UE gracias a la nueva política energética.

En el largo plazo se estima menor precio para la energía, un impacto positivo para el medio ambiente y mayor seguridad energética. En concreto se ha establecido que por cada punto porcentual de ahorro energético que se consiga se reducirá un 2,6% la importación de gas a terceros países, reduciendo la dependencia energética de la Unión Europea, además de la creación de nuevos puestos de trabajo derivadas de nuevas oportunidades para las empresas europeas.

La Comisión ha anunciado que hará una nueva revisión de estos objetivos y logros alcanzados en 2017.