La Comisión Europea presenta un paquete de siete medidas urgentes para responder a la crisis de los refugiados

FEC_REfugiados_blog

Ante la crisis migratoria que está sufriendo la Unión Europea desde hace meses con la llegada de refugiados que huyen de las situaciones de conflicto en Siria, Irak y Libia, principalmente, la Comisión Europea ha presentado un paquete de medidas urgentes para solventar la crisis y aliviar a los países más afectados: Grecia, Hungría e Italia.

El paquete incluye las siguientes siete medidas:

–       Propuesta de reubicación de emergencia de 120.000 refugiados: la Comisión ha presentado un reparto vinculante entre los países de la Unión Europea basado en “criterios objetivos y cuantificables” como el tamaño de la población, el PIB, la tasa de desempleo o el número de asilos anteriores.

En este reparto Alemania, Francia y España son los países que más refugiados acogerán, el 26,2%, 20% y 12,4% del total, lo que representa 31.443 refugiados, 24.031 y 14.931, respectivamente. Le siguen Polonia (7,7%), Holanda (6%) y Rumanía (3,9%). Reino Unido, Dinamarca e Irlanda no entran en el reparto ya que sus tratados les dan el derecho de excluirse de las políticas de Interior y Justicia.

Según ha establecido la Comisión en la propuesta, los países que no quieran adherirse a este reparto deberán presentar motivos objetivos y demostrables para ello que serán examinados por la CE en un plazo de 12 meses pero conllevará una sanción del 0,002% del PIB del país que no quiera participar.

–       La creación de un mecanismo de reubicación permanente: que de forma automática pueda hacer frente al reparto de refugiados en situación críticas futuras.

–       Presentación de una lista con los países de origen seguros: para agilizar el trámite de asilo o de retorno los estados miembro contarán con una lista de países de origen seguros. En esta lista la Comisión ha aceptado la inclusión de Albania, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Montenegro, Serbia y Turquía.

–       Establecimiento de una política de retorno eficaz: la Comisión presentará un manual común y un Plan de Acción para promover el retorno voluntario y crear un sistema integrado en todos los países.

–       Comunicar las normas de recepción de refugiados: para que los países satisfagan de forma rápida y eficaz las necesidades de vivienda, servicios sociales y aprovisionamiento de los refugiados, reduciendo la burocracia en los trámites de llegada.

–       Abordar la dimensión exterior de la crisis: promoviendo iniciativas diplomáticas y soluciones políticas en Siria, Libia e Irak. Para ello la comisión continuará ofreciendo ayudas económicas a los países vecinos de las zonas en conflicto y apoyará las políticas y acciones a favor de la lucha contra del tráfico de personas.

–       Creación de un fondo fiduciario para África: la CE ha creado un fondo de 1.800 millones de euros para “abordar las causas de la migración irregular en África”. De esta forma con este dinero se financiarán políticas migratorias internas y se tratará de aumentar las oportunidades de empleo y de mejora de la economía en varios países del norte de África o el Chad, entre otros.