La Comisión Europea presenta el “Informe sobre España 2016” con los retos políticos y económicos que deberá afrontar el país este año

FEC_InformeEspañaII_blog

Dentro del proceso Semestre Europeo para la coordinación de políticas económicas, la Comisión Europea ha publicado el análisis anual de los desafíos económicos y sociales en los llamados informes por países. Un documento a nivel nacional que permite supervisar las reformas puestas en marcha y señalar los retos a los que los estados miembro deben hacer frente en los próximos meses a nivel económico y social.

La Comisión ha presentado un documento de trabajo para cada país de la Unión Europea (excepto Chipre y Grecia). En el caso de España, el Informe sobre España 2016, ofrece un examen exhaustivo relativo a la prevención y la corrección de los desequilibrios macroeconómicos.

A lo largo de 114 páginas, los equipos de la Comisión presentan el estado actual de España, el impacto de las reformas establecidas y los retos a los que deberá hacer frente en el próximo año.

La Comisión Europea reconoce que “en los últimos años la economía española ha experimentado un cambio de tendencia significativo” gracias a, entre otras cosas, las reformas estructurales desarrolladas en respuesta a la crisis que “han contribuido a suavizar las rigideces que existían en los mercados de trabajo y de productos”.

En el análisis del escenario económico español, el documento establece que “la recuperación se reforzó en 2015, con un crecimiento muy por encima de la media de la zona del euro” y que “las reformas del mercado laboral han aumentado la capacidad de reacción del empleo al crecimiento”. Sin embargo, la CE alerta de que sigue siendo un grave problema para el país garantizar una “senda equilibrada, duradera e integradora del crecimiento a largo plazo”.

Ante este panorama, el Informa sobre España 2016, establece que los desafíos económicos y políticos a los que el país deberá hacer frente durante este año son:

– La necesidad de una reducción significativa de los pasivos externos de España.
– El alto nivel de deuda pública que sigue siendo una carga para la economía y una fuente de vulnerabilidad para el país.
– La aún elevada deuda del sector privado.
– La continuación de la estabilización del sector bancario que refuerza la resiliencia de la economía.
– La necesaria creación de empleo, especialmente entre los jóvenes.
– Los malos resultados de España en materia de innovación e intensidad de I+D que siguen empeorando.
– La tasa de abandono escolar temprano que entorpece la reducción de las carencias educativas del país.