Informe anual sobre el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos

FEC_RASFF_blog

La Comisión Europea presentó la semana pasada el informe anual Rapid Alert System for Food and Feed (RASFF) 2012 (sistema de alerta rápida para alimentos y piensos) en el que analiza las alertas y notificaciones que el sistema de control europeo recibe durante todo el año.

El RASFF es una herramienta informática que facilita el flujo transfronterizo de información entre las autoridades nacionales de seguridad alimentaria de los países miembros para garantizar la seguridad alimenticia en toda la Unión Europea. A través de un sistema de alertas, que funciona las 24 horas del día los 7 días de la semana, las autoridades pertinentes alertan a terceros países de alimentos y piensos que pueden suponer un riesgo para la población anunciando su retirada, control o seguimiento.

Durante 2012 el sistema evaluó 8.797 notificaciones, un 3,9% menos que en el año anterior. De ellas 3.516 fueron notificaciones originales (el 40%, un 7,8% menos que en 2011) y 5.281 de seguimiento (60%, un 1,2% inferior al año precedente). 526 alertas representaban un peligro grave para la seguridad alimenticia en la UE, un 14% menos respecto a 2011.

Las frutas y vegetales, los pescados, los frutos secos y semillas y las carnes son los cuatro grupos de productos que más notificaciones y alertas han recogido durante 2012.

La red formada por 31 países europeos fue creada hace 33 años es, según el comisario europeo de Salud y Consumo, Tonio Borg, es “una herramienta indispensable para controlar la seguridad alimentaria en la UE por lo que la Comisión seguirá trabajando en el futuro y prevé ampliar su alcance para luchar contra el fraude alimentario”.