Hacia un sector de seguridad y defensa más competitivo y eficiente

FEC_SeguridadyDefensaLa Comisión Europea presentó la semana pasada la comunicación Hacia un sector de defensa y seguridad más competitivo y eficiente en el que se presentan las iniciativas y propuestas de las instituciones comunitarias para mantener la capacidad de defensa de la Unión Europea y el liderazgo y competitividad de la industria.

Según se presenta en el documento, la crisis económica y financiera que afecta a la mayor parte de los países de la Unión ha provocado recortes en las partidas nacionales de seguridad y defensa lo que supone una amenaza para la competitividad de los dos sectores y un peligro que puede impedir que Europa haga frente de forma autónoma y efectiva a los nuevos retos que estos sectores presentan en la actualidad.

Para evitar estas situaciones desde Bruselas se ha presentado un plan de actuación en la que destacan cuatro iniciativas que supondrían un ahorro de tiempo y dinero para los países miembro; un mejor acceso a otros mercados y a las opciones de financiación que ofrece la Unión para empresas (sobre todo pymes) y para los contribuyentes supondría un gasto más eficiente de los recursos y mayor protección del medio ambiente. Estas iniciativas se centran en :

  • Hacer realidad el mercado interno de seguridad y defensa: trabajando para solucionar las distorsiones existentes en el mercado y contribuyendo a mejorar la seguridad del abastecimiento de los estados miembro.
     
  • Reforzar la competitividad de la industria europea: un sector fundamental con un volumen de negocio de 96.000 millones de euros en 2012, que emplea a 400.000 personas de forma directa y a 960.000 personas de forma indirecta. Las nuevas líneas estarían basadas en políticas de apoyo a la competitividad (con la creación de un sistema de certificación europeo o el desarrollo de normas híbridas que beneficie a ambos sectores, entre otras) y políticas de apoyo a las pymes, con mayor respaldo y el desarrollo de asociaciones estratégicas que permitan su crecimiento.
  • Aprovechar las sinergias entre el ámbito civil y militar: hacer un uso más eficiente de los recursos, promover la interacción entre el ámbito civil y militar y ayudar a las Fuerzas Armadas a reducir el consumo de energía.
  • Explorar nuevas vías: impulsar el debate estratégico y aumentar la cooperación entre países.

Para el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, “sin una política de defensa común nunca tendremos el peso que necesitamos en el mundo”.  “En tiempos de escasez de medios, la cooperación es fundamental y debemos aunar objetivos, esfuerzos y recursos y evitar duplicación de programas”, añadió.