Entra el vigor el nuevo Reglamento sobre el etiquetado de los alimentos en la Unión Europea

FEC_Alimentos_blog

Desde el 13 de diciembre de 2014 entra en vigor en toda la Unión Europea el Reglamento 1169/2011 del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor para garantizar un alto nivel de protección de los ciudadanos en relación con la información alimentaria, al mismo tiempo que se asegura el funcionamiento del mercado interior.

Este Reglamento, aprobado en 2011, es una combinación de las directivas 2000/13/EC sobre el etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimentarios y la 90/496/CE relativa al etiquetado sobre propiedades nutritivas de los alimentos.

El principal objetivo de esta nueva ley es asegurarse de que todos los consumidores reciban una información más clara, completa y precisa sobre el contenido de los alimentos para ayudarles a tomar decisiones informadas acerca de lo que consumen.

Entre los principales cambios que introduce la ley se encuentran:

– Etiquetado más legible con un tamaño mínimo de fuente de 1,2 milímetros. .Si la superficie máxima de un envase es inferior a 80 cm², el tamaño mínimo se reduce a 0,9 mm, y en el caso de que sea menor de 25 cm², la información nutricional no será obligatoria. En los envases en los que la superficie más grande sea inferior a 10 cm ², no es necesario incorporar ni la información nutricional, ni la lista de ingredientes.

– Obligatoriedad de incluir siempre la siguiente información: nombre del producto, presencia de alérgenos, cantidad neta y fecha mínima de duración.

– Obligatoriedad de incluir el país de origen del producto en el etiquetado de carne de cerdo, ovino, caprino y aves de corral, además de la carne fresca de vacuno, las frutas y las verduras, la miel y el aceite de oliva donde ya era obligatorio.

– Incluir en la lista de ingredientes los nanomateriales, componentes de menos de un micrómetro.

– Incluir el etiquetado nutricional de los productos (quedan exentos, de momento, las bebidas alcohólicas de más de 1,2% de alcohol y alimentos no envasados). En el caso de los alimentos procesados esta obligación será completa a partir del 13 de diciembre de 2016.

– Presentar en la lista de ingredientes los alérgenos, destacándolos con una fuente diferente al resto de componentes del alimento.