El principio del fin de las televisiones pirata

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicó el pasado 7 de marzo una sentencia que podría poner fin a las denominadas “televisiones piratas” que emiten las señales de los canales de televisión a través de internet. Portales como el británico TVCatchup o el popular Roja Directa, que emite eventos deportivos en streaming, podrían tener los días contados.

Tras una denuncia de los canales comerciales de Reino Unido a TVCathup por emitir sus programas casi en tiempo real y sin consentimiento, el Tribunal de Justicia de la Unión ha decidido a favor de los canales de televisión, fundamentándose en dos conceptos: el concepto de comunicación y el de público.

A criterio del Tribunal, los portales de internet transmiten la señal de las televisiones convencional sin autorización de estos, lo que vulneraría el derecho de autor. Es decir, los autores individuales de cada una de las emisiones deberían autorizar y consentir la difusión de su obra a través de internet para cada emisión o retransmisión de dicha obra.

Además el Tribunal se centra también en el concepto de público. A interpretación de la Justicia la retransmisión a través de internet se dirige a un número indeterminado de receptores, que incumpliría lo expuesto en la Directiva 2001/29 que gestiona y armoniza los derechos de autor.

De esta forma, según el comunicado de prensa publicado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, “los emisores de televisión pueden prohibir la retransmisión de sus emisiones por otra sociedad a través de internet”, en favor de la protección de los derechos de autor.