El Premio Nobel de la Paz de la UE ha beneficiado a más de 28.000 niños víctimas de la guerra

FEC_NobelPAZ_blog

La Unión Europea decidió destinar la dotación del Premio Nobel de la Paz recibido en 2012 por su contribución a la paz, la democracia y los Derechos humanos en Europa, para ayudar a los niños víctimas de las guerras en su educación.

La Unión ha destinado 2 millones de euros (930.000 del premio más fondos propios) a proyectos educativos de emergencia en zonas de conflicto en los que ya han participado más de 28.000 niños.

En el mundo hay actualmente más de 75 millones de niños sin escolarizar y el 50% de ellos reside en zonas inseguras y sumergidas en un conflicto bélico. Con esta aportación la Unión Europea ha logrado, con colaboración de ONG y organismos internacionales, que en zonas de Irak, Pakistán, Colombia, Ecuador, Etiopía y la República Democrática del Congo, miles de niños tengan acceso a la educación.

Con estos fondos, según las necesidades de cada zona, se han creado actividades educativas y terapéuticas, se han construido centros de educación seguros, se han rehabilitado aulas y se ha comprado material docente, escolar y juegos para los niños.

Para que este proyecto sea un legado en el futuro del premio Nobel de la Paz de la UE, la Unión ha decidido mantener estos programas y crear otros nuevos con una dotación de 4 millones de euros para el próximo 2014. Con este nuevo presupuesto se calcula que más de 80.000 niños afectados por la guerra recibirán una educación.