El Parlamento Europeo aprueba el Reglamento para la aceptación de documentos públicos en todos los países de la UE

FEC_DocsPublicosUE_blog

En la sesión plenaria del pasado 9 de junio, los miembros del Parlamento Europeo han aprobado el Reglamento propuesto por la Comisión que introduce nuevas normas para reducir los formalismos burocráticos relacionados con los documentos públicos de los ciudadanos, como el de matrimonio, divorcio o nacimiento, entre otros.

El objetivo principal del nuevo Reglamento es reducir los costes y los trámites burocráticos que los ciudadanos deben soportar para presentar documentos públicos al trasladarse o residir en otro país de la UE diferente al emisor de dichos documentos.

Los tres principales cambios de estas nuevas reglas supondrán:

  • La eliminación de la necesidad de las apostillas de autentificación para todos los documentos europeos siempre que hayan sido expedidos por algún estado miembro de la Unión.
  • La supresión de la obligatoriedad de presentar copias compulsadas o traducciones juradas. A partir de ahora habrá formularios multilingües en todos los idiomas oficiales de la UE.
  • Ante sospecha de fraude en los documentos, los estados receptores podrán consultar la autenticidad de los mismos a través de la plataforma informática Sistema de Información del Mercado Interior (IMI), creada para tal fin.

Una vez sea publicado en el  Diario Oficial de la UE, el Reglamento entrará en vigor y los estados miembro de la Unión tendrán 2,5 años para adoptar las medidas establecidas. Por el contrario, los países seguirán decidiendo sus normas de reconocimiento y los efectos que tengan cada uno de los documentos públicos existentes.

Los documentos contemplados en este Reglamento son: nacimiento, el hecho de que una persona está viva, defunción, nombre, matrimonio (incluidos la capacidad para contraer matrimonio y el estado civil), divorcio, separación legal o anulación del matrimonio, unión de hecho registrada (incluidas la capacidad para inscribirse como miembro de una unión de hecho registrada y la condición de miembro de una unión de hecho registrada), cancelación del registro de una unión de hecho, separación judicial o anulación de una unión de hecho registrada, filiación, adopción, domicilio o residencia, nacionalidad, ausencia de antecedentes penales y el derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales y en las elecciones al Parlamento Europeo.