El 61% de los consumidores online europeos prefieren comprar productos de sus países

FEC_ConsumoOnline_blog

La Comisión Europea ha presentado el Índice de condiciones de Consumo 2015 en el que analiza el comportamiento de los consumidores en el mercado online europeo, para comprobar la realidad del mercado único digital.

En el informe de 2015, se comprueba como los europeos confían más en los productos de sus propios países, no conocen sus derechos como consumidores y no se quejan ante un problema con los productos adquiridos. Estos son los principales resultados:

  • El 61% de los consumidores online prefieren adquirir productos de su propio país frente al 38% que prefiere productos de otros países de la UE. Los problemas para las entregas y las devoluciones, a discriminación de precios, la falta de confianza y las restricciones territoriales son las causas que llevan a los europeos a comprar productos nacionales.
    ad
  • Sin embargo, el 69% confía en que los productos online son seguros.
    ad
  • Sólo el 9% de los consumidores conocen sus derechos como compradores.
    d
  • El 24% de los consumidores europeos en el mercado online que tienen algún problema con los productos comprados no se queja. Las razones principales: falta de información y falta de expectativa de éxito.
    d
  • Del 76% que se queja el 68% lo hace en asociaciones de consumidores y el 61% directamente en el proveedor de los productos.
    a
  • Del 50% de los europeos que compran online el 49% lo hace por comodidad y por precio y el 36% porque la red les ofrece más opciones de compra.
    c
  • La tasa de consumidores online va desde el 79% que lo hace en Reino Unido hasta el 10% de compradores en Rumanía.
    z
  • Los países europeos que más compran online productos de otros estados miembro son: Luxemburgo (el 96%, de Alemania, Francia y Bélgica); Irlanda (89%, principalmente de Reino Unido y Alemania) y Austria (79%, de Alemania y Reino Unido).
    as
  • En el caso de España el 57% de las compras online se hacen de productos de otros países, principalmente llegados de Reino Unido, Alemania y Francia.

Para resolver esta situación y seguir con la construcción de un mercado único digital, la Comisión Europea presentará a finales de este año una propuesta para que el comercio electrónico transfronterizo sea más fácil  y se incluirán normas a escala comunitaria sobre los contratos y la protección de los consumidores para compras on line.