Barroso, Van Rompuy y Obama reafirman las alianzas entre EEUU y la Unión Europea en la Cumbre celebrada en Bruselas

FEC_Cubre_EEUU-UE_blog

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, del Consejo Europeo, Hernan Van Rompuy y de Estados Unidos, Barack Obama, se reunieron el pasado 26 de marzo en Bruselas en la Cumbre EEUU-UE para hacer balance de las relaciones entre ambos países y establecer las prioridades y objetivos de ambas regiones para construir un mundo más fuerte y próspero.

Tras la reunión, los tres presidente ofrecieron una rueda de prensa ante decenas de medios de comunicación acreditados y difundieron un comunicado conjunto en el que establecieron los 33 asuntos en los que el gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea seguirán trabajando en equipo a partir de ahora.

Entre los temas más destacados está la situación actual de Ucrania. Ambas partes “condenan la anexión ilegal de Crimea a Rusia” y mantienen su posición de aumentar las sanciones para Rusia si la situación va a más en un futuro próximo.

También recalcaron su compromiso para llegar a un acuerdo lo más pronto posible en las negociaciones del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP) entre Estados Unidos y la Unión Europea. “Este acuerdo representará el 50% de la producción mundial, 13 millones de empleos, hará a EEUU y la UE más competitivos a nivel mundial e impulsará el crecimiento económico y de empleo, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas”, especifica el comunicado difundido.

El cambio climático también fue uno de los temas tratados en la Cumbre EEUU-UE como un “riesgo para la seguridad mundial”. Tanto Europa como Estados Unidos tratarán de trabajar para conseguir la eliminación gradual de combustibles fósiles, promocionar la energía sostenible y renovable, luchar contra la deforestación y reducir de forma gradual la producción y consumo de hidrofluorocarbonos.

En materia de energía las dos regiones consideran que es un tema clave para lograr un desarrollo sostenible en el largo plazo y para ellos van a redoblar los esfuerzos para apoyar la seguridad energética europea, fomentar la competencia y lograr mercados energéticos internacionales transparentes, seguros y sostenibles.

La seguridad en internet, la cooperación internacional en países en vías de desarrollo o en conflicto, la exención de visa para los turistas, y la lucha contra el terrorismo, fueron otros de los temas abordados en la Cumbre EEUU-UE, una reunión que reafirmó la fuerte alianza existente entre Estados Unidos y la Unión Europea.