Barcelona competirá con otras 18 ciudades por ser la sede de la Agencia Europea del Medicamento tras el Brexit

Barcelona competirá con otras 18 ciudades europeas, entre ellas Ámsterdam, Bruselas y Milán, para convertirse en la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) tras el Brexit. Actualmente, este organismo europeo está establecido en Londres, pero tendrá que abandonar su sede una vez se haga efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El Consejo Europeo publicó el pasado 1 de agosto las 19 propuestas que ha recibido entre los 27 Estados miembro de la UE. 

El 28 de julio, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España presentó oficialmente la candidatura de Barcelona, el último trámite que quedaba para la carrera hacia la reubicación post Brexit de la codiciada institución. La formalización tuvo lugar en el Consejo Europeo, a través de un dossier técnico que explica los criterios por los que la capital catalana sería la mejor opción para acoger la EMA. La candidatura oficial también presentó el siguiente vídeo corporativo:

¿Por qué es importante la EMA?

La Agencia Europea de Medicamentos protege y promueve la salud humana y animal mediante la evaluación y el seguimiento de los medicamentos en la Unión Europea (UE) y el Espacio Económico Europeo (EEE). Los principales cometidos de la Agencia consisten en la autorización y el seguimiento de los medicamentos en la UE. Para poder comercializar sus productos, las empresas deben solicitar la autorización de cada uno de ellos, que es emitida, en su caso, por la Comisión Europea. La autorización les permite comercializar el medicamento en cuestión en toda la UE y el EEE.

La Agencia cumple los siguientes cometidos:

  • Facilitar el desarrollo de los medicamentos y su acceso a ellos.
  • Evaluar las solicitudes de autorizaciones de comercialización.
  • Hacer el seguimiento de la seguridad de los medicamentos a lo largo de todo su ciclo de vida.
  • Proporcionar información a los profesionales sanitarios y los pacientes.