Alrededor de 30 millones de personas viven en condiciones de falta de agua en la Unión Europea

FEC_FaltaAgua_blog

El agua es uno de los recursos naturales esenciales para vivir que, en algunas zonas, se convierte en un bien escaso. Según datos de la Unión Europea, durante el invierno más de 30 millones de ciudadanos viven en condiciones de estrés hídrico (falta de agua), cifra que aumenta a 70 millones durante el verano. Es decir un 6 y un 14% de la población total de la UE.

Estos datos son el resultado de un estudio en el que se ha medido el índice de explotación del agua de las demarcaciones hidrográficas Europea: el porcentaje del total de agua dulce utilizada en comparación con los recursos renovables de agua dulce disponibles.

Según este indicador, cerca de 20 demarcaciones hidrográficas europeas, la mayor parte de ellas en la zona del Mediterráneo, se enfrentan a problemas de escasez de agua durante todo el año y agravan su situación el verano con la llegada de turistas y la sequía.

Estos son algunos de los datos más significativos que muestran la situación que se vive en algunas localidades de la UE:

–       La agricultura representa el 36% del consumo total de agua durante  todo el año. En verano, esto aumenta a alrededor del 60%. La agricultura en la región mediterránea por sí sola representa casi el 75% del total del agua utilizada para la agricultura en Europa.

–       Alrededor del 20% de la población total de la región mediterránea vive bajo condiciones de estrés hídrico permanente. Y más de la mitad (53%) de la población mediterránea se ve afectada por el estrés de agua durante el verano.

–       Los servicios públicos representan el 32% del uso total de agua cada año.

–       El sector de los servicios, incluyendo empresas relacionadas con el turismo, se ha convertido en una de las principales presiones sobre los recursos hídricos renovables, que representa el 11% del consumo total anual de agua.

–       Las pequeñas islas del Mediterráneo están en condiciones de estrés hídrico severo debido a la llegada de turistas que aumentan entre 10 y 15 veces el tamaño de su población.