Algunos efectos de las nuevas medidas del Banco Central Europeo

FEC_BCEjunio_blog

El jueves pasado, 5 de junio, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ofreció una rueda de prensa en la que presentó las nuevas medidas adoptadas por el BCE para mejorar el funcionamiento de la política monetaria, respaldar el crédito a la economía real y mantener la estabilidad de los precios en Europa bajo la sombra de una posible deflación.

Entre las principales medidas tomadas por el BCE se encuentran:

  • La reducción de los tipos de interés del 0,25% al 0,15%, poniéndose al nivel de los tipos de Estados Unidos que, desde 2008, oscilan entre el 0 y el 0,25%. Está medida será aplicable desde el próximo 11 de junio.
  • La incorporación de una tasa a la banca por aparcar dinero en el BCE: el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito se reduce al  -0,10% con efectos desde el 11 de junio. De esta forma los bancos deberán pagar por depositar su dinero en Frankfurt con el objetivo de favorecer la circulación de ese dinero.
  • Inyección de 400.000 millones de liquidez a cambio de crédito a empresas y consumidores, la gran novedad de este nuevo paquete de medidas.

¿Cómo afectan al ciudadano europeo estás decisiones? Las consecuencias más probables y notables son tres:

  • Hipotecas más baratas: la bajada de los tipos de interés garantizan un Euribor a niveles mínimos en su historia que podría descender del 0,5% en los próximos años.
  • Más créditos a consumidores y empresas: el Banco Central Europeo pretende que los bancos comiencen a prestar dinero en la economía real, para el consumo y el financiamiento de empresas.
  • Gasolina más cara: el más que probable descenso del euro frente a un dólar más fuerte supondría un incremento del coste de importación del petróleo que cotiza en dólares.