Alemania y Reino Unido, los principales destinos de los europeos que buscan empleo fuera de sus países de origen

FEC_MoviliadLaboral_blog

La Comisión Europea ha presentado un nuevo memo en el que estudia las variaciones de la movilidad laboral en los últimos años, sus motivos, los países de origen y destino de la mayor parte de los europeos que trabajan y residen en otro país diferente al suyo y las ventajas de esta movilidad para el conjunto de la Unión.

En términos generales, en 2013, 7 millones de personas trabajan y residían en otro país de la UE, 1,1 millones vive en un país pero trabaja en otro y 1,2 millones son destinados cada año a otro país.

Los dos motivos principales que han aumentado la movilidad laboral en el continente son: las sucesivas ampliaciones de la Unión Europea, aumentando el número de países donde los europeos tienen derecho y oportunidad de trabajar, y la crisis económica que desde 2008 ha castigado especialmente a los países del Sur (Portugal, España, Italia y Grecia).

 En comparación con el periodo 2004-2008, durante los años 2009-2013:

  • Alemania y Reino Unido se han convertido en los principales países de destino.
  • Los trabajadores se dirigen hacia en su mayoría a Alemania, Austria, Bélgica y los países nórdicos y menos hacia España e Irlanda.
  • Los jóvenes son los que más se mueven para encontrar trabajo. Sin embargo, la tasa de trabajadores de 15 a 29 años que trabaja en un país diferente al suyo ha descendido del 48% al 41%.
  • El nivel educativo de los trabajadores “móviles” ha aumentado. En el periodo 2009-2013 el 41% de los empleados que se han mudado de país había completado estudios terciarios, mientras que en el periodo anterior solo representaban el 27%.

Ante esta tendencia que ha ido aumentando en los últimos 10 años, la Comisión ha enumerado algunas ventajas que conlleva la movilidad laboral europea:

  • La movilidad supone un beneficio para las empresas y para los trabajadores ya que unos satisfacen sus deseos de trabajo y otros su necesidad de personal cualificado.
  • Para los empleados supone una nueva experiencia, mayores habilidades y el conocimiento de otros mercados.
  • Para los países de destino conlleva un aumento de la gama de servicios disponibles al contar con más trabajadores y, por tanto, un aumento de la competitividad en su mercado.
  • Para los países de origen de los trabajadores supone una forma de reactivar la economía interna, gracias a las remesas recibidas desde el extranjero, y un “alivio” al reducir las prestaciones a pagar.