Jonás Fernández, Eurodiputado del PSOE: “Lo más destacable del Parlamento Europeo es la gran disposición que siempre hay para el acuerdo”

Foro Europa Ciudadana ha puesto en marcha un espacio monográfico de entrevistas a los Eurodiputados españoles para que nos cuenten su experiencia en las instituciones europeas. Ramón JáureguiPresidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo; Ramón Luis ValcárcelVicepresidente del Parlamento EuropeoIzaskun BilbaoEurodiputada del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Vicepresidenta del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE); Soledad Cabezón, Eurodiputada del Grupo de la Alianza Progrsista de Socialistas y Demócratas; Santiago Fixas, Eurodiputado del Grupo del Partido Popular Europeo; Tania González, Eurodiputada de Podemos y Vicepresidenta del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/ Izquierda Verde Nórdica (GUE); y Jordi Solé, Eurodiputado del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea;  ya han participado en esta iniciativa para acercar el día a día de la actividad política en Bruselas.

En este caso el encargado de explicar su trabajo en las instituciones europeas es Jonás Fernández, Eurodiputado del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas. Fernández es Executive MBA por el IESE Business School, Máster en Economía y Finanzas por el CEMFI-Banco de España y Licenciado en Economía por la Universidad de Oviedo. Ha complementado su formación con un programa de Econometría Avanzada en la London School of Economics and Political Science. En el terreno profesional, ingresó coma analista de economía y política internacional en Solchaga Recio & asociados en 2005, consultora presidida por Carlos Solchaga. Tres años después pasó a la dirección del Servicio de Estudios y en 2014 fue nombrado Economista Jefe de la compañía. Ha compaginado esta actividad laboral con la docencia en la Universidad Carlos III (2007-10) y con varias actividades emprendedoras. Además, colabora habitualmente en medios de comunicación (El País, Cinco Días, La Nueva España, etc.).

El pasado 20 de octubre la Unión Europea recibió el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2017 gracias a la iniciativa de  Jonás Fernández y hemos querido conocer sus impresiones sobre las instituciones europeas:

  • ¿Cómo surgió la idea de proponer a la Unión Europea al Premio Princesa de Asturias de la Concordia?

La idea surgió de una conversación con Diego Canga, Jefe de Gabinete de Antonio Tajani, Presidente del Parlamento Europeo. Ambos convinimos en que premiar con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia los 60 años de construcción europea sería muy beneficioso tanto para relanzar el proyecto como para reforzar el europeísmo en nuestro país. A partir de ese momento nos pusimos en contacto con personalidades de todo el mundo que vieron este premio como una gran oportunidad para valorar positivamente la contribución que la Unión ha dado al continente y a la vez para sentar las bases de los nuevos retos que debemos enfrentar.

  • ¿Qué destacaría de los emotivos momentos vividos en el Teatro Campoamor?

Honestamente cuando planteamos la candidatura no creíamos que el momento político en España en relación al desafío independentista en Cataluña iba a estar tan candente. Este hecho obviamente también condicionó la entrega del galardón y la expectación sobre el mismo. En todo caso, creo que los aplausos y el calor con los que fueron recibidos los presidentes de las tres instituciones hablan por si solos. Los discursos de los tres fueron de altísimo nivel y sus palabras de apoyo a nuestro país y a su estabilidad son un bálsamo también para un país como el nuestro donde a veces nos cuesta ver la enorme evolución que hemos experimentado en todos los ámbitos tras nuestra entrada en la UE.

  • ¿Cuáles son las herramientas que debe utilizar la Unión Europea para combatir los nacionalismos y el euroescepticismo?

El reto de nuestro tiempo es la lucha contra la desigualdad. El acceso a la cultura de calidad y a una educación que no entienda de fronteras son claves. Es evidente que la Unión trae consigo enormes oportunidades pero hay partes de nuestra sociedad que no lo perciben con nitidez y se ven seducidas por mensajes más directos y más fácilmente comprensibles. Tenemos que tener más ambición en nuestras políticas educativas para que todos nuestros jóvenes cuenten con experiencias educativas y laborales en otros países de la Unión y trabajar para no extraer de los legítimos y positivos sentimientos de arraigo a nuestras culturas locales y regionales motivaciones políticas que limiten las oportunidades vitales de los ciudadanos.

  • Cuando tomó posesión de su acta como eurodiputado, ¿qué fue lo que más le llamó la atención?

Con sinceridad lo que más me llamó la atención al llegar al Parlamento fue la profesionalidad y competencia de las personas que me he ido encontrando en mi día a día. Cuando llegas de novato a una institución como esta te sientes un poco abrumado pero a la vez poco a poco vas entrando en la dinámica de trabajo de las comisiones parlamentarias (en mi caso, Economía y Seguridad y Defensa) y vas asumiendo más peso en los trabajos de las mismas. También me llamó enormemente la atención de manera muy positiva el margen de actuación que aquí tiene un parlamentario en contraposición con el que tienen en los parlamentos nacionales.

  • ¿Por qué los ciudadanos no perciben la influencia del Parlamento Europeo en su día a día?

Porque no se explica. La prensa nacional no tiene un enfoque adecuado de lo que aquí se hace y sus crónicas en relación al Parlamento Europea suelen responder en la mayoría de las ocasiones a derivaciones de un tema nacional. Dicho esto, muchos colectivos si son conscientes de la importancia que el Parlamento Europeo tiene para sus vidas y así nos lo hacen llegar a diario. Claros ejemplos son los sectores agrícolas y ganaderos.

  • ¿Qué destacaría de la actividad del Parlamento Europeo?

Al margen de la profesionalidad a la que aludía anteriormente, lo más destacable es la gran disposición que siempre hay para el acuerdo. Uno adquiere la consideración de buen parlamentario cuando sin abandonar sus principios es capaz de llegar a acuerdos amplios aceptables por todos. El funcionamiento parlamentario denota una gran madurez.