Estonia asume la presidencia europea con el objetivo de conseguir una UE “más unida y fuerte”

A partir del 1 de julio Estonia asume la presidencia del Consejo de la Unión Europea hasta el 31 de diciembre de 2017. La pequeña república báltica forma parte de la Unión Europea desde 2004 y es la primera vez que está al frente de la presidencia rotatoria del Consejo de la UE.

El pasado 29 de junio tuvo lugar la ceremonia de inicio de la presidencia en Tellin, capital de Estonia. Durante este acto el Primer Ministro estonio, Jüri Ratas, aseguró que su objetivo principal será lograr “un equilibrio” entre los distintos países para conseguir una UE “más unida y fuerte”. “Debemos conseguir un equilibrio entre el este y el oeste, el norte y el sur, los países pequeños y grandes, los nuevos y los tradicionales”, explicó Ratas. Además, el Primer Ministro recalcó la vocación europeísta de su país y subrayó que Europa “es paz, libertad y valores compartidos”, así como el camino que su país ha elegido y su “decisión común”.

Por otra parte, el Presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, destacó en su discurso el aprecio que siente hacia Estonia desde 1980, cuando en pleno desmoronamiento del comunismo en Polonia corrió la voz de que en Estonia la gente “había tomado las calles”. “No pueden ustedes imaginar lo que supuso para nosotros, polacos, saber que no estábamos solos”, dijo Tusk.

Por último, el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, destacó por su parte el “espíritu positivo” de los estonios, y señaló las prioridades fijadas por la presidencia estonia, entre las que mencionó la seguridad, la sostenibilidad, la protección y la prosperidad.