Ramón Luis Valcárcel, Eurodiputado del PP y Vicepresidente del Parlamento Europeo: “La principal diferencia del Parlamento Europeo es, sin duda, la transversalidad y multiculturalidad”

Foro Europa Ciudadana ha puesto en marcha un espacio monográfico de entrevistas a los Eurodiputados españoles para que nos cuenten su experiencia en las instituciones europeas. Ramón Jáuregui, Presidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, fue en encargado de inaugurar esta nueva sección que tiene como objetivo acercar el día a día de la actividad política en Bruselas.

En este caso el encargado de explicar el funcionamiento de las instituciones europeas es Ramón Luis Valcárcel, Vicepresidente del Parlamento Europeo. Valcárcel tiene una dilatada trayectoria política ocupando cargos de responsabilidad como Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia desde 1995 a 2014 y Presidente del Comité de las Regiones de la unión Europea entre 2012 y 2014.

Actualmente desarrolla su actividad política como Vicepresidente del Parlamento Europeo y hemos querido conocer sus impresiones sobre su funcionamiento::

  • ¿Cómo es el día a día en el Parlamento Europeo?

Es variado e intenso y depende mucho de la semana que se trate. En Estrasburgo suelen haber reuniones de trabajo tanto por la mañana como por la tarde, así como votos al mediodía e intervenciones en el pleno dentro de los debates de las comisiones a las que pertenezco. Además, los lunes por la tarde, en calidad de vicepresidente del Parlamento Europeo, participo en la Mesa; y los jueves por la mañana participo en las reuniones de STOA en calidad de Vicepresidente encargado de este órgano.

En Bruselas se intercalan las reuniones de las comisiones de las que soy responsable (agricultura y desarrollo regional) con las reuniones preparatorias de comisiones y de los grupos de trabajo y las reuniones de grupo, así como la participación en diversos actos como orador o la recepción de grupos de visita.

Además de ello, y para poder llegar mejor a los ciudadanos a los que represento en mi circunscripción, llevo a cabo conferencias en España como la que realicé este mes de mayo en la Universidad Europea de Valencia sobre Europa ante el reto del Brexit o en Madrid sobre la Economía Social,  o la que realizaré en el mes de junio en la universidad Camilo José Cela sobre los retos de la Unión Europea y las relaciones con los países de América Latina.

  • Cuando tomó posesión de su acta como eurodiputado, ¿qué fue lo que más le llamó la atención?

Me llamó la atención el hecho de formar parte de un grupo político compuesto por diputados de distintos países pero que comparten en general los mismos ideales europeos.

  • ¿Qué diferencias hay entre el Parlamento Europeo y otros Parlamentos en los que haya estado (Congreso de los Diputados, Parlamentos autonómicos)?

La principal diferencia es, sin duda, la transversalidad y multiculturalidad, ya que hablamos de un Parlamento en el que hay 28 Estados miembros representados.

  • ¿Cómo es la relación con otros diputados de otros países?

Es una relación muy cordial y frecuente, puesto que, al formar parte de grupos políticos y tener compañeros de diversas nacionalidades en las comisiones parlamentarias, el trabajo entre los diputados del mismo grupo político y entre los diputados de otros grupos políticos -sobre todo cuando se trabaja como ponente o ponente en la sombra en una opinión o un informe de las comisiones- es bastante cordial y fluido, aunque existan diferencias políticas entre grupos o países.

  • ¿Qué destacaría de la actividad del Parlamento Europeo?

Sin duda el carácter representativo dentro de las instituciones, puesto que hablamos en definitiva de una institución elegida por los ciudadanos europeos. Otro carácter importante es su transversalidad y capacidad de tratar asuntos de diversa índole y manifestar su opinión sobre temas de actualidad tan dispares como la banda ancha, el desarrollo rural, las migraciones o el respeto de los derechos humanos en diversas zonas del mundo. Por ello también podría destacarse del Parlamento su capacidad y su papel como impulsor del debate y foro de discusión de los principales asuntos de interés para los ciudadanos europeos dentro del resto de instituciones europeas.