El Parlamento Europeo aprueba nuevas medidas para evitar atentados de europeos radicalizados en el extranjero

La Guardia Civil detiene en Badalona (Barcelona) a dos personas vinculadas al DAESH acusados de realizar actividades de captación y adoctrinamiento yihadista.

La Guardia Civil detiene en Badalona (Barcelona) a dos personas vinculadas al DAESH acusadas de realizar actividades de captación y adoctrinamiento yihadista.

París, Bruselas, Berlín. Tres capitales europeas que han sufrido el zarpazo del terrorismo islamista en los últimos tiempos. Además, las fuerzas de seguridad han abortado numerosos planes para atentar en distintos lugares de Europa. Tras esta actividad terrorista hay dos fenómenos íntimamente vinculados -los ‘combatientes extranjeros’ y los ‘lobos solitarios’– difíciles de combatir y controlar.

Precisamente por ello, el Parlamento Europeo aprobó el 16 de febrero una serie de medidas dirigidas a luchar contra esta lacra. Según indican distintos informes, alrededor de 5.000 europeos se han unido a grupos yihadistas en Siria e Irak, la mayoría procedente de países como Bélgica, Francia, Alemania y Reino Unido.

Estos europeos que viajan a zonas de conflictos se han convertido en una amenaza real para la seguridad del viejo continente, pues regresan con cierta facilidad a sus lugares de origen entrenados, radicalizados y dispuestos a cometer atentados. Las fuerzas de seguridad temen que, si el Daesh termina siendo derrotado, la llegada de este tipo de potenciales terrorista a Europa se incremente exponencialmente.

A este grupo se suma otra figura enormemente preocupante: la del llamado ‘lobo solitario’, un individuo radicalizado que idea, planifica y ejecuta un ataque sin estar vinculado directamente con un grupo armado. Este perfil resulta aún más complicado de controlar que el de los ‘combatientes extranjeros’.

Por todo ello, la Eurocámara adoptó una normativa orientada a luchar contra estos perfiles de terroristas. El texto, elaborado por la eurodiputada popular alemana Monika Hohlmeier, fue aprobado por 498 votos a favor, 114 en contra y 29 abstenciones.

A partir de ahora, se considerará delito viajar al extranjero para unirse a un grupo terrorista y/o regresar a la UE con intención de llevar a cabo un ataque; reclutar con fines terroristas, entrenar o recibir entrenamiento con fines terroristas; asistir, incitar o la tentativa de cometer un atentado; incitar públicamente o exaltar el terrorismo, y financiar el terrorismo o a grupos terroristas.

Los estados miembros disponen de 18 meses para implementar estas medidas en su corpus legislativo.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google
  • RSS
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Foro Europa Ciudadana, Legislación, Políticas Europeas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rogamos se guarde en los comentarios mucho respeto y tolerancia.
Por tanto no publicaremos aquellos que denigren o insulten a personas o colectivos. No se publicarán aquellos que contengan números de teléfono, direcciones postales privadas o cualquier otro dato privado exceptuando el sitio web, que es opcional.

*


× 2 = 10